La Ley 21.634 moderniza el sistema de compras públicas en Chile, introduciendo la economía circular, y fortaleciendo la innovación y la sustentabilidad.

Mejorar la calidad del gasto público, aumentar los estándares de probidad y transparencia, e impulsar la participación de proveedores locales y de microempresas en los procesos de compras públicas, son algunos de los impactos esperados a partir de la nueva Ley 21.634, conocida como Ley de Compras Públicas, que explicita las licitaciones públicas como regla general.

Esta regulación moderniza y aporta procedimientos más competitivos a la Ley 19.886, vigente desde hace veinte años. Pero esta ley no se queda ahí, ya que también busca que las compras públicas sean un motor de innovación y sustentabilidad al introducir principios de economía circular en las adquisiciones del Estado.

Esta contará con un procedimiento administrado por ChileCompra y con una plataforma de Economía Circular para facilitar el traspaso de bienes y servicios. Asimismo, contará con un Comité de Innovación y Sustentabilidad en Compras Públicas.

La Ley 21.634 entrará en vigencia el 12 de diciembre de 2024, salvo el capítulo de probidad y transparencia, que aumentará los estándares para regular conflictos de interés e inhabilidades de compradores y proveedores, que comenzará a regir este año. Por su parte, la Ley de economía circular en la adquisición de bienes y servicios de los organismos del Estado comenzará 18 meses después.

Competitividad circular

Según la Fundación Ellen MacArthur, la economía circular ofrece oportunidades de crecimiento económico al fomentar el empleo y reducir costos, mientras beneficia a las personas y se hace cargo de causas vinculadas a los desafíos medioambientales globales, como el cambio climático, la pérdida de biodiversidad y la contaminación.

La economía circular surge como una alternativa al modelo económico lineal, en el que se extrae, se produce, se consume y se desecha. Por el contrario, el sistema circular se fundamenta en un diseño que busca la eliminación o reducción de los residuos; en la circularidad de los productos y materiales; y en la regeneración de los sistemas naturales, desvinculando las actividades económicas del consumo de recursos finitos.

A nivel global, un número creciente de empresas ha recurrido a enfoques circulares, y también han aumentado las estrategias gubernamentales, indica la fundación, demostrando el reconocimiento de sus beneficios y levantando la necesidad del involucramiento de diferentes sectores y actores para que esta transición sea exitosa.

En Chile existe la Hoja de Ruta para un Chile Circular al 2040, la Ley REP y la Estrategia Nacional de Residuos Orgánicos, además de iniciativas sectoriales. En este contexto, la contratación y la adquisición pública para hacer crecer nuevos mercados circulares puede ayudar a dar escala a productos y servicios circulares.

A nivel nacional, el poder de las compras públicas es significativo; representan un 4,5% del PIB del país, con lo que “tiene sentido utilizarlo para lograr objetivos de desarrollo sostenible”, ha argumentado Tomás Saieg, Jefe de la Oficina de Economía Circular del Ministerio del Medio Ambiente.

“Todas las empresas, grandes y pequeñas, debieran comenzar a prepararse, no solo para ser más competitivas frente a estas compras, sino porque al integrar la economía circular en sus modelos de negocio podrán evidenciar los beneficios económicos que trae consigo, además de los sociales y medioambientales”, dice Andrea Cifuentes, Gerente de Economía Circular de Kyklos. En otra línea, en una más ciudadana, “se requerirá de un trabajo de sensibilización y educación. Necesitamos un cambio cultural que modifique hábitos tanto personales como empresariales. Este ya se encuentra en curso, pero debe crecer y afianzarse en las prácticas diarias”, añade Paula Peters, Gerente de Educación y Experiencias de Kyklos.

A partir de un diagnóstico basado en indicadores de gobernanza, cultura y operaciones, la empresa B, Kyklos, desarrolla proyectos de economía circular para organizaciones de todo tipo, buscando el triple impacto y la inclusión.

Comparte este artículo

Síguenos en nuestras redes

Contáctanos

Mándanos un mensaje y te responderemos a la brevedad.